Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Blog

La judicialización de la iatrogenia

Hace algunas semanas publicamos sobre los ensayos de vacunas realizados por el laboratorio GlaxoSmithKline en niños pobres argentinos con resultado de varias muertes. Ahora la prensa argentina publica que la compañía británica se conforma con el veredicto; no apelará el fallo de la Justicia y pagará una multa por 400.000 pesos impuesta por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) por irregularidades en esos ensayos. Obsérvese que la multa es por las irregularidades. Las muertes continúan impunes, aunque hay al menos dos casos en los tribunales. Madres analfabetas habían sido inducidas a firmar permisos para un experimento con sus hijos sin saber de qué se trataba.

También hemos conocido estos días que un juez de Arkansas impuso el miércoles a Johnson & Johnson, la de la colonia para bebés Nenuco, y a una subsidiaria una multa que supera los $1,100 millones de dólares en EEUU (829 millones de euros) por ocultar los riesgos de su antipsicótico Risperdal. Según la sentencia, la compañía y su subsidiaria, Janssen Pharmaceuticals, ocultaron información sobre Risperdal en una carta enviada a 6.200 médicos del Estado de Arkansas. El tribunal considera la multa un mensaje de que

«no se puede mentir a la FDA [la agencia de medicamentos de Estados Unidos], a los pacientes y a los médicos».

El jurado determinó que las empresas restaron importancia a los riesgos relacionados con un fármaco para tratar la psicosis y los ocultaron.

En España el laboratorio Sanofi Aventis continúa invirtiendo ingentes cantidades de dinero en concepto abogados para intentar lavar su imagen tras el escándalo del medicamento Agreal, que pese a retirarse del mercado español continúa comercializándose en diferentes países de América Latina. No lo consigue. La Audiencia Provincial de Huelva ha acordado denegar al fabricante del medicamento la posibilidad de acudir al Tribunal Supremo tras las sentencias favorables a afectadas de aquella ciudad. Así está el patio judicial sanitario, una pena que estos casos escandalosos no lleguen de manera más amplia a los medios de comunicación porque el ciudadano tendría otro concepto de ciertas empresas y tratamientos que causan iatrogenia.

Enlace recomendado Bufete Almodóvar & Jara

2 Comments
Post a Comment
Name
E-mail
Website